Artículos

/Artículos
Artículos 2016-11-10T04:47:31+00:00

Articulos – con permiso de http://www.ingraham.co.uk

Los aceites esenciales y los gatos

En muchos sitios web se asevera que ‘Hay mucho información sobre la toxicidad de los aceites esenciales para los gatos’. Desafortunadamente estos sitios no citan sus fuentes de información, lo cual suele ser un indicador bastante fide digno de información sin fundamento. La realidad es que hay muy poca información sobre la toxicidad de los aceites esenciales para los gatos. No se debe fiar de un sitio web que no cita sus fuentes de información.

Un examen extensivo de las publicaciones revela tan sólo tres informes sobre ls toxicidad de los aceites esenciales para los gatos: dos se refieren al aceite del árbol del té (1,2) y el tercero trata de un potpourri (3). No existen otros informes sobre la toxicidad de otros aceites esenciales en gatos y dos publicaciones populares de toxicología veterinaria no lo mencionan tan siquiera. Hay bastantes referencias a plantas de interior tóxicas pero ninguna de éstas se encuentra entre las sustancias utilizadas en la zoofarmacognosis.

La mayor preocupación acerca de los gatos con respecto a las otras especies es más teórica que real. La cuestión es que la actividad de glucoronil transferasa en los gatos es muy baja. El glucoronil transferasa es una encima involucrada en la degradación de ciertas sustancias químicas foráneas, entre ellas el alcool y, lo que es más importante, los fenoles (3). Muy pocos aceites esenciales contienen niveles significativos de fenoles: los más comunes son el clavo, la canela, la gaulteria, la bétula amarilla (Betula alleghaniensis) y los quemotipos de tomillo ricos en fenoles.

En nuestra experiencia y en la de nuestros estudiantes es rarísimo que un gato elija alguno de estos aceites esenciales. En los casos muy poco frecuentes en que esto ocurre los gatos se limitan a inhalar el aroma. Los gatos casi siempre eligen inhalar los aceites esenciales y casi nunca eligen la vía oral (la forma de administración en los casos citados en las publicaciones es o bien tópico o sin especificar). Algunos sitios web aseguran que también es un riesgo permitir que un gato inhale el aroma. Una vez más no existe evidencia alguna que esto sea así, sobre todo si el aceite se ofrece en un lugar bien ventilado y el gato tiene la posibilidad de alejarse cuando quiere.

Referencias

  1. Bischoff (1998). Australian tea tree (Melaleuca alternifolia) oil poisoning in three purebred cats. Journal of Veterinary Diagnostic Investigation
  2. Villard D, Knight MJ, Hansen SR et al (1994). Toxicity of Melaleuca oil and related essential oils applied topically on dogs and cats. Veterinary & Human Toxicology 36: 139-142.
  3. Schildt Julie C.; Jutkowitz L. Ari; Beal Matthew W (2008). Potpourri Oil Toxicity in Cats (2000-2007) Journal of Veterinary Emergency and Critical Care 18: 515-516
  4. Peterson ME & Talcott P (2007). Small Animal Toxicology. Elselvier Inc.
  5. Campbell A, Chapman M (2000). The Handbook of Poisoning in Dogs and Cats. Gray Publishing.

Cría de elefante africano herido

Caroline Ingraham

Una cría de elefante africano de 6 meses de edad fue encontrada atrapada en un pozo y separada del resto de la manada cerca de la frontera entre Kenia y Tanzania. Tenía unas heridas grandes e infectadas en la zona lumbar y escapular de la espalda, y bajo la mandíbula. La tromba había sido mutilada por hienas. Además, mostraba síntomas de una posible pulmonía Klebsiella, falta de apetito y en general era miedosa.

Ya le habían sido suministrados dos cursos de antibióticos y los veterinarios se resistían a administrarle más ya que la administración de antibióticos a largo plazo puede suponer un peligro tan grande como la infección misma para las crías cuyo sistema inmune está comprometido. El primer antibiótico utilizado fue amoxycilina que fue administrado durante siete días. El segundo, clauvulanate amoxycillina, fue administrado durante otros siete días.

Un mes después del rescate Sinya seguía estando en muy malas condiciones. Se temía que le entrase una septicemia y seguía estando muy deprimida. Entonces fue cuando se optó por darle a Sinya la oportunidad de automedicarse ofreciéndole aceites esenciales y extractos de plantas. Ella misma elegiría las sustancias, la vía de administración y la dosis.

Fueron elegidas 14 sustancias a lo largo de 14 días, siendo los más destacados la arcilla Illite (heridas), los aceites esenciales de ajo (infección) y hoja de violeta (anxiolítico).

La arcilla fue aplicada sobre la piel y los aceites esenciales fueron inhalados e ingeridos. A lo largo de este período ingirió aproximadamente 25ml de aceite esencial de ajo sin diluir. En cada toma ingería entre 0,5 – 5 ml. Después del primer tratamiento la intervención quirúrgica programada para limpiarle las heridas fue cancelada, y después de dos semanas sus heridas se habían sanado por completo: ya no tenía infección alguna y no se apreciaba tejido necrótico.

En cambio, se había formado tejido granulado sano que protegía la herida. Bajo condiciones normales, si no haberse instalado una septicemia primero, las heridas habrían estado llenas de gusanos. Además, durante la segunda semana de tratamiento el comportamiento de Sinya se hizo más juguetón (Había estado seleccionando aceites que afectan el comportamiento). Desde entonces no se ha informado de recaída alguna.

La conlcusión que hemos sacado de este caso sugiere que es posible que los elefantes posean la capacidad de automedicarse y instamos que los veterinarios encargados de animales salvajes hagan más estudios al respecto. Postulamos que, visto que la cría no había entrado en contacto antes con la mayoría de las sustancias ofrecidas, lo más probable es que su comportamiento respecto de los aceites esenciales es innato.

Es posible que la vía sea mediante el sistema olfativo a través del órgano vomeronasal (antes de la ingestión exhibía la respuesta flehmen).

Un mecanismo potencial para la arcilla Illite es más difícil de delucidar ya que no contiene ninguna sustancia volátil. Sin embargo, se necesitan más estudios para confirmar el vínculo entre el olfato y la automedicación.

Crías de elefante automedicándose

Se puede leer un informe en el sitio web de la Sheldrick Trust aquí

El vídeo aquí muestra a Caroline Ingrham trabajando con Shimba, otra cría de elefante de la Sheldrick Trust. A la edad de tres meses Shimba fue encontrado intentando depertar a su madre que había muerto de inanición cuando su tromba quedó atrapada por una trampa.


Una tigresa

Era necesario encontrar una solución para una tigresa que a veces ponía en riesgo su propoia integridad y la de sus cuidadores. Pero ¿quién iba a pensar que su vida iba a cambiar debido a un aroma? El éxito de la pionera en el campo de la aromaterapia, Caroline Ingraham, al inducir un sentido de tranquilidad en una tigresa miedosa podía abrir la puerta de la esperanza para otros felinos en cautiverio y ¡no digamos ya nada de los gatos domésticos con problemas!

Ronja es una tigresa siberiana de tres años y medio que fue importada desde Alemania hace dos años por la Wildlife Heritage Foundation (WHF) en Kent (Inglaterra).

Desde el primer momento mostró una rabia incontenida contra los hombres. Sus ataques eran tan feroces que se lastimaba a si misma y dañaba el cercado contra el cual se lanzaba.

Dice Caroline: ‘Llegó a tener fama tanto dentro del zoológico como en la comunidad de animales exóticos como uno de los tigres más feroces jamás conocidos.’ Cuidar de ella no era tarea fácil. Era imposible encerrarla en su casa cuando había que limpiar el recinto. Había que encerrar el tigre vecino en su casa y pasarla a su recinto. Si se encerraba su reacción era tan violenta que los empleados temían que se lastimase gravemente.

Añade Caroline: ‘Entonces fue cuando se planteó la cuestión de si era justo mantener a Ronja con vida.’ Mark Edgerly, el director de la WHF invitó a Caroline a visitar en agosto. Aunque le intrigaba la posibilidad de que se pudiese conseguir algo con los aceites esenciales, Mark confiesa que al principio era bastante escéptico.

Primero Caroline vertió unas gotas sin diluir de cinco aceites esenciales previamente elegidos y de un aceite vegetal sobre seis tiras de madera. Éstos son los aceites elegidos y la reacción de Ronja.

  • Flor de tilo: heridas físicas/temor a los hombres; sin reacción
  • Rosa otto: traumas anteriores; leve interés
  • Ylang Ylang: falta de autoestima/confianza; ningún interés
  • Vetiver: ofrece estabilidad, ningún interés
  • Incienso: miedo, eligió este aroma a menudo

Caroline añade: ‘Se alejaría un poco y luego volvía a por más. Repitió este comportamiento muchas veces a lo largo de una hora.’

  • Aceite vegetal de cáñamo: tranquiliza el sistema nervioso central; se acercó y lo lamió

Explica Caroline: ‘Cuando Ronja elige su remedio se acerca a la tira de madera, la rodea para elevar el aroma y cuando está a punto de cerrar el círculo hace una mueca para atraer el aroma hacia si.’

El resultado fue inmediato y llamativo.

‘Entró en su casa para recuperar su comida mientras dos hombres estaban al lado, algo que jamás había hecho antes. Cinco días más tarde se apreciaban cambios positivos. Caroline recuerda: ‘Mientras estaba al lado del recinto de Ronja se acercó a Mark, su cuidador y el director de WHF; jamás había podido estar tan cerca de ella sin ser atacado.’

Desde entonces Caroline ha introducido otros aceites que pudiesen adecuarse al temperamento de Ronja y su habitat permitiendo a la tigresa elegir los que más le gustaban.

  • Incienso: miedos, interesada
  • Valeriana: sedativo potente; interesada
  • Raíz de Angelica: predispone el animal a sanarse; interesada
  • Sándalo: miedo y apoya los riñones, un órgano débil tanto en los gatos domésticos como los ‘grandes’; interés muy marcado
  • Menta: estimulante; interesada

Sigue Caroline: ‘Ronja se dirigió directamente al sándalo. Este aceite ha suscitado el mayor grado de interés hasta el momento.

Volvió al aceite de menta muchas veces a lo largo de dos horas, mostrando la respuesta flehmen cada vez que inhalaba el aroma. Paseaba por su recinto donde estaban los aceites y cada vez regresaba al sándalo, rodeándolo y recogiendo el aroma. Después de media hora dedicada al sándalo se dirigió hacia el aceite de menta, bajó la cabeza e inhaló. Volvió varias veces antes de seleccionar la raíz de angélica a la cual también regresó varias veces. De forma intermitente también volvía al sándalo que la atrae mucho. Luego Ronja regresó a su zona de querencia.’

Poco después de la intervención de Caroline llegó un grupo de fotógrafos que son visitantes regulares. La reacción normal de Ronja era la de atacar o esconderse en su casa – esta útima era la reacción más frecuente. Como entró en su casa, Mark decidió probar si el efecto de los aceites esenciales le permitiría encerrarla. Se quedó absolutamente boquiabierto cuando Ronja aceptó ser encerrada. La casa está diseñada de manera que los cuidadores pueden entrar y están protegidos por una valla metálica.

Antes, en cuanto viese que la puerta se abría, Ronja se lanzaba sobre la valla cerca de la puerta de entrada del cuidador.. Normalmente era demasiado estresante tanto para el cuidador como para Ronja. ‘Mark se dirigió hacia la puerta y la abrió lentamente. En vez de lanzarse sobre la valla, Ronja permaneció tumbada sobre su cama.

‘El siguiente experimento consistió en que Mark llevase el aceite favorito de Ronja para que ella lo considerase de manera más positiva. ‘Había seleccionado el aceite de rosa antes pero en ese momento no era uno de sus favoritos. Sin embargo, la experiencia me ha enseñado que el aceite de rosa ayuda a la mayoría de los animales a enfrentarse a situaciones de estrés,’ explica Caroline. Así, pues, se puso aceite de rosa sobre el pecho de Mark, raiz de angélica sobre un brazo e incienso sobre el otro. Esta vez el efecto fue impresionante.

Ronja le permitio entrar, tan sólo gruñiendo de vez en cuando. Pudo sentarse con las piernas cruzadas delante de ella (la valla metálica los separaba) mientras ella cerraba un ojo. Permaneció así durante unos diez minutos. Nunca antes había estado tan cerca de una persona en todo el tiempo que llevaba con ellos. Sólo se habían podido acercar si Ronja estaba bajo anestesia. Dice Mark: ‘Entré en el corredor esperando que se pusiese frenética como siempre, pero no lo hizo. Se enroscó y colocó la cabeza entre las patas. ¡No me lo podía creer!’

Desde que empezaron las visitas de Caroline Ronja no ha intentado atacar a los hombres con la violencia de antes y ya no la consideran un peligro. Desde octubre Ronja acepta ser encerrada en su casa sin armar un escándalo.

‘Los profesionales del zoológico que la vieron hace un año han notado una diferencia muy notable en su comportamiento. Ya no vemos esos ataques de rabia que veíamos antes.’

‘El aceite de sándalo sigue siendo su favorito. Incluso lleva trozos de madera a la zona del recinto donde come.’ En cuanto sepa Mark, es la única felina a gozar de los beneficios de los aceites esenciales. Espera que el éxito obtenido ayudará a otros como ella.


Oxitocina, TTouch, Zoofarmacognosis y la Ansiedad por Separación

La oxitocina es una hormona que actúa principalmente como un neuromodulador en el cerebro. Evoca sensaciones de bienestar, reduce la ansiedad y fomenta la tranquilidad y sensación de seguridad. De ahí que se cree que la oxitocina puede ser importante en la inhibición de las zonas del cerebro asociados con el control del comportamiento p.ej. miedo y ansiedad, reduciendo el estrés. Se cree que la acción de reducir el miedo se produce porque inhibe la amígdala (o cerebro de reptil) que, según se cree, es responsable de las respuestas basadas en el miedo.

La oxitocina reduce la ansiedad, baja la tension arterial, los niveles de cortisol, y reduce el dolor y el miedo. Fomenta el crecimiento. En ciertos experimentos han comprobado que cuando se eleva el nivel de oxitocina sanan con mayor rapidez las heridas.

La producción de oxitocina también se estimula mediante el tacto suave, pero no sólo. También la estimulan el calor, la presión leve, caricias, ingestión de comida (sobre todo comidas grasas, el chocolate y los pimientos), los olores agradables y familiares, sonidos y una iluminación tranquilizadores. Incluso estar en un entorno social agradable estimula la producción de oxitocina. De ahí se puede deducir que hay muchos elementos que favorecen la producción de esta hormona.

El TTouch cumple con varios requisitos p.ej. el tacto suave que se usa para hacer el trabajo corporal; los TTouches tipo Marcha de Noé que son como caricias; la presión leve tanto de las TTouches como de los vendajes corporales sin olvidar que cuando hacemos este trabajo procuramos crear un espacio tranquilo y relajante.

Una vez producida la hormona, no desaparece de manera instantánea por lo que creo que no contribuiría a la ansiedad por separación sino todo lo contrario.  Conocida también como la hormona de la confianza, en las parejas humanas crea el entorno adecuada para que puedan confiar el uno en la otra y sobre ella se basa la vinculación como grupo humano: incluso los neopapás la experimentan y así se cimienta la fidelidad de la pareja y el vinculo entre padre e hijo/a.

Por lo tanto, creo que en casos de ansiedad por separación, desde el punto de vista de TTouch, si se hace el trabajo corporal y/o se pone un vendaje corporal antes de dejar el animal solo se alivia cualquier estrés que pueda producir la separación al reducir el miedo, la producción de cortisol etc.

Para los que han hecho el curso introductorio de zoofarmacognosis Conviene destacar que los olores también estimulan la producción de oxitocina por lo que la prçactoca de la zoofarmacognosis puede ser muy beneficiosa. También es interesante notar que las neuronas magnocelulares que producen la oxitocina se encuentran cerca de las que hacen la vasopresina que es una de las sustancias clave en los comportamientos reactivos.

Como conclusión diría que el trabajo tanto de TTouch como de zoofarmacognosis nos ayuda a combatir las situaciones de estrés, ansiedad etc.